Lupa
Teléfono
carrito
CARRITO
Su Carrito está vacío
Borrar Producto Uds. Total
Borrar
[IMAGEN_PRODUCTO_CARRITO]
[PRODUCTO_NOMBRE_CARRITO]
[PRODUCTO_CANTIDAD_CARRITO] [PRODUCTO_PRECIO_CARRITO]
Total Carrito..: [SUMA_CARRITO] [MONEDA]
EL CULTIVO DE TABACO CON NEWTABACCO.ES

1-Newtabacco.es
ORIGEN.

El tabaco pertenece a la especie botánica Nicotina tabacum, perteneciente a la familia de las Solanáceas, siendo su dotación cromosómica de 24 pares de cromosomas. Se cree que esta especie es un anfidiploide, es decir, un híbrido natural, originado entre otras dos especies del mismo género: Nicotiana tometosiformis y N. sylvestris.

El híbrido entre ambas especies sería estéril y para reproducirse habría sido necesaria la duplicación de sus cromosomas. Esto pudo ocurrir de modo espontáneo en la naturaleza.

La planta de tabaco llegó a Europa desde América, al igual que la patata o el maíz. Tras ser condenada por la Inquisición, se puso de moda en el siglo XVI, primero como planta ornamental y después por el uso medicinal y lúdico de sus hojas secas.
2-Newtabacco.es

CARACTERÍSTICAS BOTÁNICAS.

El tabaco es una planta dicotiledónea y vivaz, que rebrota al cortarse. Suele cultivarse como planta anual, aunque en los climas de origen puede durar varios años, pudiendo alcanzar el tallo hasta dos metros de altura.

-Hojas: son lanceoladas, alternas, sentadas o pecioladas.
-Flores: hermafroditas, frecuentemente regulares.
-Corola: en forma de tubo más o menos hinchado, terminado por un limbo con 5 lóbulos.
-Raíces: el sistema radicular es penetrante, aunque la mayoría de las raíces finas se encuentran en el horizonte más fértil.
-Fruto: cápsula recubierta por un cáliz persistente, que se abre en su vértice por dos valvas bíficas.
-Semillas: son numerosas, pequeñas y con tegumentos de relieves sinuosos más o menos acentuados.

3. Nwetabacco.es
IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.

La producción y el comercio del tabaco a nivel mundial se basa fundamentalmente en que las labores comerciales son una mezcla de hojas de tabaco de diverso origen cuyas calidades vienen determinadas por numerosos factores naturales o tecnológicos, como:

Calidad de la variedad.
Clima, suelo y agua de riego.
Técnicas de cultivo, abonado, etc.
Tecnología de la transformación: curado, fermentación, almacenamiento, etc.).
El tabaco es un cultivo intensivo en mano de obra, ya que requiere por término medio unas 2.200 horas de trabajo por hectárea, más que cualquier otro tipo de cultivo.

En la siguiente tabla se muestra la producción a nivel mundial en el año 2001:
PAÍSES PRODUCCIÓN DE TABACO
BRUTO AÑO 2001
(millones de toneladas)
China 2.661.000
India 610.000
Brasil 565.317
Estados Unidos 470.630
Indonesia 147.000
Grecia 130.000
Italia 126.235
Argentina 101.000
Japón 62.000
Filipinas 61.827
República de Corea 60.000
México 44.000
España 43.000
Fuente: F.A.O.

4.Newtabacco.es
REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS.

-Clima: influye en la duración del ciclo vegetativo de las plantas, en la calidad del producto y en el rendimiento de la cosecha.
Debido a que el tabaco es originario de regiones tropicales, la planta vegeta mejor y la cosecha es más temprana. Pero la principal área geográfica del cultivo se extiende desde los 45º de latitud Norte hasta los 30º de latitud Sur.

-Temperatura: el periodo libre de heladas en combinación con las temperaturas medias, máximas y mínimas son los principales datos a tener en cuenta. La temperatura óptima del cultivo varía entre 18-28ºC. Durante su fase de crecimiento en semillero, requieren temperaturas superiores a los 16ºC, y desde el transplante hasta la recolección se precisa un periodo libre de heladas de 90-100 días.

-Humedad: el tabaco es muy sensible a la falta o exceso de humedad. Una humedad elevada en el terreno produce un desarrollo pobre y, en general, es preferible un déficit a una exceso de agua.
En regiones secas la planta produce hojas poco elásticas y más ricas en nicotina que en las regiones húmedas. La humedad ambiental tiene una influencia importante sobre la finura de la hoja, aunque se facilita la propagación de enfermedades criptogámicas.

-Suelo: en general el tabaco prefiere las tierras francas tirando a sueltas, profundas, que no se encharquen y que sean fértiles. El pH más apropiado es de neutro a ligeramente ácido, para los tabacos de hoja clara, y neutro o ligeramente alcalino para tabacos de tipo oscuro. Además la textura de las tierras influye sobre la calidad de la cosecha y el contenido nicotínico de las hojas.

5.newtabacco.es
PARTICULARIDADES DEL CULTIVO.

5.1.Newtabacco.es
Siembra en semillero.

El proceso de producción de tabaco comienza en el semillero bajo dos sistemas: el 95% de las plantas con cepellón y el 5% restante con el sistema tradicional a raíz desnuda. En ambos casos la siembra comienza la segunda semana de septiembre y termina en la tercera semana de noviembre. A las seis semanas la planta alcanza 15 cm. de altura y 5 mm. de espesor estando lista para ser trasplantada.

5.2.Newtabacco.es
Preparación del terreno.

En otoño es conveniente dar una labor profunda con la que se airea y ablanda la tierra en la que se va a trasplantar el tabaco en la primavera siguiente, cuyos objetivos son los siguientes: aportar el abono, evitar la acumulación de humedad en la capa arable durante el invierno y la eliminación de malas hierbas y larvas de insectos.

En primavera se recomienda dar una labor de grada poco profunda, seguida de 2 o 3 pases cruzados superficiales con rotovator, aprovechando para mezclar los abonos con la capa superficial de la tierra.

En general las labores de cultivo tienen tres objetivos: control de malas hierbas, hacer caballones (para disminuir encharcamientos, lixiviación y disminuir daños en raíces) y por último para lograr un mullimiento que favorezca la penetración del agua y aire. En muchos casos es necesario formar un caballón alto y ancho, sobre el cual se realizará el trasplante, favoreciendo asimismo la recolección mecánica.

5.3.Newtabacco.es
Trasplante.

El trasplante se realiza con máquinas trasplantadoras de dos o más hileras. Las pinzas de las trasplantadoras van recubiertas de un material blando. El operario va colocando desde una bandeja las respectivas plantas en las pinzas en posición invertida, con las raíces al exterior y la parte aérea hacia el centro del disco. Al girar el disco, son colocadas correctamente e inclinadas ligeramente hacia atrás en un surco que va abriendo la máquina al frente, encargándose las ruedas compresoras de que queden derechas.

Estas ruedas compresoras van inclinadas a ambos lados del surco detrás de la rueda trasplantadora realizando dos funciones, por un lado comprimen la tierra sobre el surco que recibe la planta, enderezándola y afirmando las raíces en el terreno, ayudando también a la ascensión capilar del agua, y en segundo lugar echan tierra suelta en la proximidad de la planta, lo que facilita la entrada de aire. Una salida de agua vierte un chorrito en el lugar y momento donde se coloca la planta.

La separación entre las bandas de fertilizante debe ser de unos 12 cm. a cada lado de la línea de plantas y su profundidad a algunos centímetros por debajo de las raíces de las plantas al transplantarlas.
5.4.Newtabacco.es
Abonado.

-Nitrógeno: la base fundamental para obtener una buena cosecha es una buena aportación de nitrógeno, pues este repercute directamente sobre el metabolismo del tabaco, manifestándose por un incremento en nicotina, nitratos y amoníaco en las hojas. Indirectamente su acción influye en la asimilación de otros elementos, como el potasio y el fósforo que disminuyen.
Los abonos nitrogenados más empleados son la urea y el sulfato amónico, que deben aportarse entre 20 y 30 días antes del trasplante.

-Fósforo: es el encargado de acelerar el proceso de maduración de las hojas. Su exceso produce hojas quebradizas y acartonadas y su deficiencia hace que las hojas se vuelvan verde azuladas, pues aumenta la proporción de clorofila. La mejor fuente de fósforo para el tabaco son los superfosfatos, pues aumentan la acidez del suelo sólo en el periodo inmediato que sigue a su aportación.

-Potasio: es un elemento muy importante para la calidad de los tabacos. Las sales potásicas que se encuentran en las hojas confieren al producto industrial una magnífica capacidad de combustión. La deficiencia en potasio se manifiesta en las hojas, pues estas presentan clorosis con los bordes encorvados hacia dentro, tienen menos consistencia, son más cortas y menos elásticas.

-Calcio: cuando se encuentra en exceso, da lugar a una ceniza compacta que dificulta el paso del aire al interior de los cigarros, dando lugar a una combustión incompleta. En suelos con escasez de calcio se suministrarán de 50-100 Kg de CaO por hectárea.

-Magnesio: un exceso de magnesio da lugar a una ceniza porosa, suelta y de color claro que mejora la combustión. En suelos con escasez de magnesio se suministrarán de 50-100 kg de MgO por hectárea. Por tanto la relación Ca/Mg en las hojas secas y fermentadas es de gran importancia.

5.5. newtabacco.es
Riego.

El tabaco como planta de gran desarrollo vegetativo y corto ciclo de crecimiento es exigente tanto en agua como en elementos nutritivos.

La planta de tabaco en estado vegetativo viene a contener un 90% de su peso en agua.
Una deficiencia en el suministro del agua necesaria para la plantación ocasiona una baja en el rendimiento y un producto poco combustible y basto, y por tanto de escaso valor para la industria.
Un exceso de agua perturba igualmente el crecimiento normal de las plantas, cuyas hojas presentan un desarrollo excesivo de sus nerviaciones y su fino tejido no resiste bien la fermentación.
Se ha demostrado que un aporte de agua abundante disminuye el contenido de nitrógeno proteico en las hojas y produce un aumento en el contenido de potasio y disminuye los de calcio y magnesio.

De forma general, después del riego de arraigue, suelen aplicarse de 4 a 6 riegos. Desde el riego de arraigue hasta el siguiente, deben dejarse pasar unos 15 a 20 días.
El riego por aspersión mejora el aprovechamiento del agua y forma unas hojas de tejido más fino y con menos proporción de venas que las regadas por surcos.
5.6.Newtabacco.es
Malas hierbas.

Las malas hierbas compiten con las plantas de tabaco, perjudicando el desarrollo del mismo, ya que por una parte sustraen parte de los elementos nutritivos del suelo y por otra parte albergan parásitos y enfermedades, facilitando su propagación a las plantas de tabaco.

Los herbicidas pueden aplicarse después del transplante, pero lo más frecuente es que, según la clase de herbicida empleado, deba darse el tratamiento después de trasplantar, para evitar daños a las plantas de tabaco.

Contra gramíneas anuales se recomienda el uso de Quizalofop etil 10%, presentado como concentrado emulsionable a una dosis de 1.25-1.75 l/ha.
Un programa recomendado en el cultivo del tabaco contra malas hierbas sería el siguiente:

-Primera aplicación: aplicar Clomazona y/o Napropamida inmediatamente después del trasplante en una banda de 40 cm. de anchura sobre las plantas de tabaco.
-Segunda aplicación: aplicar Piridato y/o Cletodim, cuando las hierbas de hoja ancha y/o estrecha comienzan a verse después del trasplante, en una banda de 40 cm. de anchura sobre las plantas de tabaco.
-Tercera aplicación: aplicar Aclonifen 34.4% + Oxadiargyl 10.3% después de realizar la última labor de cultivo, aproximadamente 4-5 semanas después del trasplante, en una banda de 70 cm. de ancho entre los surcos de tabaco.

5.7.Newtabacco.es
Supresión de las hojas.

Las dos o tres hojas que se desarrollan en la parte más baja del tallo suelen quedar vacías y deterioradas por el contacto con las aguas de riego y con el suelo. Y a la hora de cosechar no van a dar ningún rendimiento apreciable, pero si contribuyen para albergar y alimentar parásitos y enfermedades. Por tanto resulta conveniente suprimirlas y destruirlas en la primera parte del ciclo vegetativo que sigue al trasplante.

5.8.Newtabacco.es
Despunte y desbrote.
Cuando las plantas están próximas a alcanzar su máximo desarrollo en altura se inicia la formación de la inflorescencia en el extremo superior del tallo, esta función reproductora tiene lugar a expensas de la calidad y del rendimiento de sus hojas. Por tanto se debe eliminar la inflorescencia mucho antes de la recolección.
Con el despunte se suprimen varias hojas que salen justo debajo de la inflorescencia. De la altura a que se despunta depende el rendimiento en peso y la calidad de la cosecha. Después del despuntado la planta reacciona produciendo yemas o brotes laterales.
Para evitar que el desarrollo de los brotes florales laterales perjudique el rendimiento de la cosecha, después de despuntar, se procederá a la eliminación cuando se inicia su crecimiento o inhibir su desarrollo.

Para despuntar mediante aplicación de productos químicos (como la hidracida maleica u otros más complejos), se utilizan pulverizadores con tres boquillas, una central y dos laterales inclinadas 45º a unos 20-25 cm. de la parte superior de la planta y a presiones relativamente bajas (1-1.7 bar), para que haya un tamaño de gotas grande que escurran desde las hojas superiores al tallo de la planta.
Al emplearse una máquina despuntadora mecánica con equipo de tratamiento simultáneo con desbrotadores químicos para cuatro hileras de plantas, el rendimiento es 3.5-4 ha por hora y un solo operario, comparado con 150 horas necesarias para un despunte manual seguido de tres o cuatro desbrotes.
6. Newtabacco.es

RECOLECCIÓN.

Cuando las hojas alcanzan su madurez, su color cambia del verde al amarillo pálido con cierto brillo, la hoja se vuelve quebradiza y comienza una madurez progresiva que va de las hojas más bajas a las más altas. Los hidratos de carbono y las sustancias nitrogenadas de las hojas emigran hacia el tallo con distinta velocidad. Los compuestos nitrogenados lo hacen con más rapidez que los hidratos de carbono. Esto es importante desde el punto de vista de las condiciones diferenciales para la obtención de distintos tipos de tabaco, según la composición química requerida por la calidad industrial. Una vez maduras las hojas la recolección se puede realizar a mano o con máquinas especializadas, que además de despojarlas de la tierra las colocan automáticamente en los remolques para posteriormente pasarlas al secadero.

Cuando se realiza la recolección y el curado manualmente, se dedica más trabajo que en cualquier otra fase de producción. En la recolección manual se han diseñado carretillas que circulan entre las hileras y también cintas trasportadoras desplazables que funcionan con un motor hidráulico. Existen máquinas auxiliares de la recolección que son autopropulsadas, donde el recolectador va sentado mientras trabaja, recolectando las dos hileras en las que recorre y mediante cintas transportadoras se van cargando los contenedores.

Para la recolección mecanizada suele emplearse una cosechadora autopropulsada de dos hileras. Esta realiza el repelado mediante unas paletas de goma, que trabajan en sentido vertical de abajo a arriba, consiguiendo una buena separación del producto. Las hojas separadas se transportan mediante una banda al contenedor elevado situado en la parte trasera de la máquina.

7. Newtabacco.es
PLAGAS.

-Gasterópodos: (babosas: Agriolimax agrestis, caracoles: Helix hortensis).

Suelen producir daños en los semilleros y en el tabaco recién trasplantado, los bordes de las hojas de las plántulas aparecen comidos y algunas mueren totalmente devoradas. Se recomienda el uso de cebos envenenados a base de Metaldehido al 5% (adicionado de colorante) a una dosis de 15-25 kg/ha, o Metaldehido 5%, presentado como cebo en gránulos a una dosis de 15-30 kg/ha.

-Alacrán cebollero: (Gryllotalpa gryllotalpa).

Es un Ortóptero que provoca bastantes daños en las plantas de tabaco. Posee unas patas delanteras muy desarrolladas y adaptadas para cavar galerías en las que vive bajo tierra durante el invierno. En primavera suben a la superficie donde se alimentan de las raíces de las plantas y desarraigan gran número de ellas con las galerías que hacen bajo tierra.
Se suelen combatir a base de cebos envenenados con fosfuro de cinc o fluosilicato de bario.

-Rosquilla o gusano gris: (Agrotis segetum).

El tabaco es atacado por el gusano gris en estado de larva, royendo el cuello de la planta recién trasplantada. Como medidas preventivas se recomienda dar una labor con arado de vertedera para enterrar las orugas o crisálidas invernantes. Las larvas son prácticamente cilíndricas, blandas y flexibles, salvo la cápsula cefálica o cabeza y algunas capas que están fuertemente quitinizadas. Se combate con la aplicación de Lindano 2%, presentado como gránulo a una dosis de 25-30 kg/ha o la aplicación de Etoprofos 10%, presentado como gránulo a una dosis de 60-80 kg/ha.

-Trips: (Thrips tabaci).

Se trata de insectos de reducido tamaño, de cuerpo delgado con antenas cortas que viven en el envés de las hojas chupando la savia, siendo además vectores de virus. Su ataque consiste en la destrucción de las células de la epidermis, que al perder su contenido se decoloran y posteriormente adquieren una coloración blanca.

En la siguiente tabla se muestran los tratamientos químicos más empleados:


MATERIA ACTIVA DOSIS PRESENTACIÓN DEL PRODUCTO
Carbaril 40% + Dimetoato 7% + Lindano 10% 0.20% Polvo mojable
Dimetoato 3% + Lindano 1%+ Malatión 4% 20-30 kg/ha Polvo para espolvoreo
Napropamida 45% 0.20-0.30% Polvo soluble en agua
Napropamida 50% 0.20-0.30% Polvo mojable
Lindano 10% 0.20-0.40% Concentrado emulsionable
-Nemátodos: (Meloidogyne incognita).

Se alimentan chupando la savia que circula por las raíces de las plantas, presentando en éstas tuberosidades y deformaciones, dando lugar a un marchitamiento general. Como medida preventiva se recomienda en los semilleros desinfectar las camas por esterilización química o por calor. Uno de los tratamientos químicos recomendados es la aplicación de Dicloropropeno 107%, presentado como concentrado emulsionable a una dosis de 100-150 l/ha.

8.Newtabacco.es
ENFERMEDADES.

-Mildiu o moho azul (Peronospora tabacina).

Se manifiesta por la presencia de manchas amarillas en el haz de las hojas que se corresponden con otras de color gris azulado en el envés, aparentando una especie de pelusa.
Se recomienda la aplicación de Metalaxil 25%, presentado como polvo mojable a una dosis de 0.80-0.12%.

-Podredumbre de la raíz (Thielavia basicola).

Los síntomas se manifiestan con un retraso en el crecimiento de las plantas que además presentan un aspecto de envejecidas y secas, las raíces se ennegrecen y al arrancar la planta se parten. Para combatir esta enfermedad se aplica Metam sodio 50% como concentrado emulsionable o Polioxina 2%, presentado como concentrado soluble a una dosis de 0.5-0.30%.
Oidio (Erysiphe cichoreacearum).

El ataque comienza por las hojas inferiores, extendiéndose a las superiores. Los síntomas se manifiestan sobre las hojas como un polvillo que las recubre. Se combate con la aplicación de Dinocap 0.73%, presentado como polvo para espolvoreo a una dosis de 30 kg/ha.

-TMV (Tobacco Mosaic Virus).

El virus del mosaico del tabaco fue el primero que se aisló para su estudio. Una vez que penetran en el interior de las células, se reproducen e invaden los cloroplastos y los tejidos parenquimáticos; provocando síntomas como deformaciones, reducción del crecimiento, decoloraciones, necrosis, etc. Si el ataque es muy severo puede llegar a producir la muerte de la planta.
9. Newtabacco.es
CURADO.

El curado es un proceso de secado o pérdida de agua en condiciones controladas, para que las plantas o las hojas de las plantas, mantengan el mayor tiempo posible su actividad biológica, para que los cambios químicos y bioquímicos se produzcan del modo más adecuado para conseguir un producto de alta calidad.

Según el mecanismo de extracción del agua de la hoja, se pueden distinguir las siguientes modalidades de curado:

Curado al aire.
Curado al sol.
Curado al suelo.
Curado por calor artificial.
Cada una de las formas de curado requiere un tipo de tabaco sobre el que actuar y da un producto adecuado con una calidad industrial propia del proceso seguido. El grado de humedad óptimo en la hoja varía con la variedad y tipin romo de tabaco, pero suele oscilar entre 18-26%. Una vez curado el tabaco, debe contener un grado de humedad mínimo para que la hoja pueda manejarse sperse y máximo para que una vez empaquetado no se fermente rápidamente.

El tabaco es una planta que puede llegar a 2m. de altura, cuyas hojas son de hasta 60 cm de largo y 70; las flores dispuestas en racimos o panículas, son de color rojo, amarillo o blanco. Ciertas especies son hermosas plantas ornamentales: blanco olor del tabaco de grandes flores, perfume muy suave; Flores de tabaco largos, que es la primera corola blanca, por lo que es purpurea; Tabaco gigante, que destaca por su fluorescencia abundante y excelente; tabaco tormentoso, hojas Wigandia tabaco, etc. Sus especies comerciales más importantes son nicociana tabacum y nicociana rustica. Comúnmente llamado hierba santa. Se sabe que el tabaco es de origen americano; mientras tanto, hay escritores como Lotario Becker, que tienen la intención de ser una planta asiática, y que podrían haber sido tomadas en tiempos muy antiguos al Nuevo Continente. Becker ha demostrado que el persa, por ejemplo, culta y fumaba, o tal vez más especies de tabaco, mucho antes del descubrimiento de América, Otros asumen que el tabaco es una hierba de África, basado en que es poco probable que esta planta podría generalizar tanto en todo el continente, y echar raíces en tantos usos diferentes en las costumbres de la gente después del descubrimiento de América. Algunos viajeros procedentes de Australia, con argumentos similares, sostienen que el tabaco está llegando desde el norte del continente, y citan a su favor las Comunicaciones Cook, Gregory, y otros en plantas narcóticas que ven masticar, fumar o tomar en forma de polvo. Pero también es cierto que se menciona en ninguna parte la existencia del tabaco en el viejo mundo antes del descubrimiento de América, lo que sugiere que este hecho es su verdadera patria. Cristóbal Colón en 1492, se dirigió a la isla de San Salvador, y le hizo reconocer por Luis de Torres y Rodrigo de Jerez, que observó en las orillas del río Canau, los habitantes de ambos sexos fumados por medio de una herramienta llamado por el tabaco indígena, que consta de un pequeño tubo, dividido en dos partes, de diferente calibre; el más estrecho introducido en la boca para absorber el humo; y la mayor cantidad sirvió para contener hojas secas de Cohiba, el nombre dado por los nativos de la isla de Guanahaní (San Salvador) a la nicotina. La mayoría, sin embargo, esta pobre gente sustituye el tubo por sí mismas chapas laminadas, bajo el disfraz de cigarro grueso, constituyendo los llamados pajas. Según algunos, que no pertenece a Colón el descubrimiento de la yerba santa, pero Grijalva, que dicen haber estudiado durante su visita a la isla de Tobago o Tabasco en 1518, la opinión insostenible en los hechos históricos. La isla de Tobago fue reconocido en 1498 por Colón y ocupada en 1632 por los holandeses; Fernando Cortés, el viaje a Estados Unidos, visto en Tabasco tabaco consume natural, y en 1518 envió a Carlos V de semillas de España que podría llegar allí. En el mismo año 1518, el misionero español Fray Romano Pane envía desde Estados Unidos, donde él había estado en compañía de Colombo, algunos nicociana semilla al mismo emperador Carlos V. Hernández de Toledo, noble y médico español, traído a Santo Domingo, en 1559, las semillas para España y Portugal; después de que Juan Nicot, embajador de Francisco II de Francia, a la corte del rey Sebastián de Portugal, en el momento en que tuvo lugar desde 1559 hasta 1561, los obtenidos de una flamenca y la sembró en su jardín, el reconocimiento de las plantas que la venganza cualidades recomendadas. Por esta razón envió a unos pocos pies a París en 1560, con destino a Catalina de Médicis; aquí viene la llamada al tabaco o hierbas en polvo reina porque simplemente disfrutamos rociado. También llamado nicociana o hierba Embajador, por ser Nicot que introdujo en Francia. En ese momento también era conocido por yerba santa, debido a las cualidades medicinales que se le atribuyen a continuación. Ya los indios supone remedio (eficaz para curar todas las enfermedades, la embriaguez que moran hizo agradable Los europeos consideran el tabaco una verdadera panacea ;. remedio infalible para las migrañas, la neumonía, úlceras, gota, la ira y sirviendo como narcotizo, aperitivo, etc. El cardenal de Santa Cruz, nuncio apostólico en Portugal, fue el primero que lo envió a Roma ;. Para entonces Alfonso Tarnabon, obispo de Brujas, da a conocer en Francia La planta también se llevó en esta ocasión, nombres Yerba Santa Cruz y Tarnabon, se le asignó en homenaje a los dos prelados. Es la historia del tabaco muy curioso, el extraordinario desarrollo que ha tenido desde que se conocieron sus muchas propiedades. Hoy en día se cultiva en casi todos países. Parece que sus cualidades son muy variables de acuerdo a la producción Iugares. La Vuelta Abajo (Isla de Cuba) proporciona deja Habano, con un costo muy alto debido a su rico aroma. Sumatra y Java dan hojas muy delgada, de color claro, que se utiliza para la portada de cigarros. El Brasil (provincia de Baia) produce buen tabaco al interior de los cigarros. Estados Unidos cosechar una gran cantidad de tabaco que sirve para la fabricación de seaferlatis (Kentucky, Maryland, Ohio, Virginia). Turquía y Asia Menor proporcionan hojas pequeñas, de color amarillo y con un penetrante aroma muy especial. En el punto de vista químico, el tabaco se caracteriza por la presencia de un álcali especial. nicotina. Tabaco aplicó originalmente, en algunos puntos, tan simple adorno, y en otros, como la medicina. Parece que el hábito de fumar se introdujo por primera vez en Inglaterra en 1585 por Sir Francis Drake, que de vuelta en Virginia, difundir y enseñar a manejar el tabaco, de acuerdo con el proceso de esa región natural. Luego se abrió la primera venta de la casa para el consumo de la planta en Francia, y en España se supone que es el uso de tabaco de fumar debido a un fraile español, residente desde hace muchos años en la isla de Santo Domingo. El sabor de la sustancia proporcionado grandes beneficios a los estados aunque se reconoce que era perjudicial para el cuerpo. Parece que fue a principios del siglo XVII, más o menos, que en Portugal comenzó su consumo con una cierta importancia siempre creciente, dando lugar a un pequeño impuesto arbitrado por el rey, este impuesto, que fue aumentando día a día con la gradual la progresión de los beneficios que disfrutan los comerciantes. Antes de la aclamación de D. João IV, contrato de tabaco fue comprado por tres años de espacio en la corte de Madrid, por un portugués 40 $ 000 reis por año; En su defecto, Ignacio de Azevedo, también portugués, fijada para 60 $ 000 reyes, pero murió, se levantó de nuevo contrato a la primera. Contrato El extensor ha ido en aumento año tras año y en 1640, fue subastada cruzó 10.000, y en 1674, atravesado por 66.000. Desde el año 1675 los cruzados de tabaco en adelante cedido 500.000 hasta 1.000.000 cruzaron y annuum 1698 aumentó dicho contrato a 1.000.000 y 600.000 cruzados y, finalmente, en los años 1707 y 1708 el rey español João António de la Concha traído el contrato tabaco arrendado por 2 millones y 200.000 cruzado cada año, con no poca admiración química prodigiosa, que el polvo y el humo, la plata y el oro fueron convertidos. Así permaneció algún tiempo para que el nuevo reanudar el aumento gradual y viene en pos de todos los importantes 1.520 cuentos anuales, lo cual era el precio del contrato que terminó en 1864. Después de haber sido abolida por ley los recortes de monopolio del tabaco después de la primera enero de 1865, fue puesto en la plaza pública el contrato para la segunda principal es de 1864, y la vendió por una empresa, así como los de construcción, máquinas y utensilios de la fábrica, por $ 500 1,410 reyes. La empresa fue creada en 1845 por, orden del gobierno, el edificio del antiguo convento de Xabregas. Al principio este monopolio fue arrendado sin competencia. Luego introdujo el uso de ceder la subasta en la plaza pública al postor mayor plazo para las empresas que se organizaron los capitalistas.

 

Pago Seguro

TRANSFERENCIA BANCARIA

CONTRA REEMBOLSO

Pagos

Newsletter


Atención al Cliente

NEW TABACCO

(+34) 910 059 154

(+34) 684 305 935

info@newtabacco.es

© 2015 -New Tabacco